Volvemos, terminamos, seguimos.

 

“Cada nuevo comienzo viene del final de algún otro comienzo.”
- Séneca

Un año. Nueve países. Y más personas, lugares e interacciones de las que nos podríamos haber imaginado. Entonces ¿qué habéis aprendido sobre el mundo? Es una pregunta que oímos mucho últimamente seguida, por supuesto, de: ¿Cuál es el plan ahora? Y cada vez nos quedamos en blanco. Simplemente son demasiadas cosas.

Es muy difícil resumir un año tan intenso y además seguro que no tienes tiempo para leerlo todo, así que hemos hecho un resumen “cortito”. ¡Ahí va!

Glaciar Perito Moreno. Patagonia. Argentina.  Imponente y alucinante.

Glaciar Perito Moreno. Patagonia. Argentina. Imponente y alucinante.

Paje, Zanzíbar.  ¡Niñas super alegres!

Paje, Zanzíbar. ¡Niñas super alegres!

No podemos dejar de preguntarnos cómo puede estar el mundo en tal estado cuando la paz y la amistad son la norma.

1 - COSAS QUE HEMOS OBSERVADO:

  • La riqueza y la felicidad no están correlacionadas. Esto puede ser difícil de entender en una sociedad donde asociamos el dinero (o las cosas que nos permite comprar) con la felicidad. Pero una vez cubiertas las necesidades principales, las personas más felices tienden a ser aquellas que son generosas con los demás (no solo con lo que tienen, sino también con su tiempo y conocimiento) independientemente de su nivel de riqueza o cultural, religión, etc. Los niños son el mejor ejemplo para demostrar que se necesita más bien poco: algunos palos, imaginación y una gran disposición para el juego es mezcla perfecta para niños felices.

  • Cuando sonríes a alguien, el 90% te devuelve la sonrisa. De ese 10% restante, la mitad son niños pequeños que te miran confundidos, y el resto probablemente son personas que están teniendo un mal día o haciendo un esfuerzo por no sonreír, porque, como lo explica nuestro artículo reciente, ¡sonreír es contagioso!

  • Los smartphones están idiotizando el mundo. Sí, en todas partes las personas se vuelven más lentas, más distraídas y menos conectadas con las personas y el mundo que las rodea. Hay una sensación generalizada de entumecimiento y de cuellos hechos de goma, lo que provoca un empobrecimiento de la comunicación y reduce las interacciones sociales. Los teléfonos se estarán volviendo más inteligentes, ¡mucha gente no!

  • Las personas que viven en el campo son más felices, simpáticas y se ven mucho más saludables que las que viven en la ciudad. El aislamiento, la pobreza y la miseria son más comunes en las grandes ciudades. No hemos visto a ninguna persona sin hogar en el campo.

  • La mayoría de las interacciones humanas son positivas y amistosas. No podemos dejar de preguntarnos cómo puede estar el mundo en tal estado cuando la paz y la amistad son la norma, en lugar de la violencia y el miedo que promulgan los medios de comunicación. Pero claro, la amabilidad y la paz no hacen grandes titulares.

  • En la mayoría de los lugares, la gente nos ha saludado y dado la bienvenida por ser diferentes. Una buena lección para el mundo occidental "desarrollado".

Stone Town, Zanzíbar.  La pobreza de las ciudades.

Stone Town, Zanzíbar. La pobreza de las ciudades.

  • Hay basura y desperdicios (plástico en especial) por todas partes. Aunque las personas en los países más desarrollados generan mucho más desperdicio que las de los países en vías de desarrollo, no se ve tanto porque tenemos sistemas muy eficientes para hacerlos desaparecer, como enviarlo a países en vías de desarrollo. Mientras que en estos países se ve por todas partes. En ambos casos es una auténtica desgracia.

  • Los humanos somos muy similares. Hay más similitudes entre personas de todas las razas, culturas y creencias que diferencias. La gente en todas partes siente alegría, dolor, amor, preocupación, enfado, compasión. Todos reímos, lloramos, nos hacemos compañía y disfrutamos de una buena comida. Hay vida y muerte en todas partes.

  • Las personas más inspiradoras que hemos conocido son sin excepción: trabajadoras, generosas, amables, con buen sentido del humor y con una firme intención de realizar su sueño que siempre implica hacer del mundo un lugar mejor para todos.

  • Otros datos interesantes: Los gallos cantan al azar, ¿quién dijo que cantan al amanecer? Porque no es verdad, ¡cantan a todas horas! Mosquitos, moscas, malas hierbas y burocracia: ¡están en todas partes y son igual de molestos! Los aguacates son totalmente impredecibles. Si te gustan el pollo y el arroz, puedes ir a cualquier parte.

Galápagos, Ecuador.  Un elegante (y dormido) flamenco.

Galápagos, Ecuador. Un elegante (y dormido) flamenco.

Este ha sido un año inolvidable, hemos visto lugares asombrosos, hemos conocido a bellísimas personas y nos hemos maravillado ante la riqueza y diversidad del planeta.

2 - CRECIMIENTO PERSONAL:

  • Nos hemos vuelto más flexible, adaptables y abiertos a las diferencias. Todos hacemos las cosas a nuestra manera y todos tenemos nuestras pequeñas locuras y obsesiones (a veces a nivel nacional) sobre cómo hacer el hummus perfecto o cómo conseguir la textura perfecta de las gachas en agua. No haber tenido un lugar estable durante más de 4 semanas seguidas nos ha forzado a adaptarnos rápidamente a nuevos alimentos, moneda, transporte, cultura, acentos, precios...

  • Nos quejamos y juzgamos menos. Aunque es el deporte nacional de muchos países, quejarse es una pérdida de tiempo y energía. Nada se resuelve con lloriquear, de hecho, consume las energías que se necesitan para promover una solución significativa y de valor. Así que cuando vemos algo que no funciona o no nos convence, buscamos más rápidamente la manera de solucionarlo o evitarlo y, si no se puede hacer nada, tragamos (eso sí, con mucha auto-compasión) y seguimos adelante.

  • Nos hemos dado cuenta de lo poco que necesitamos para vivir. Durante un año solo hemos tenido una bolsa grande con todas nuestras pertenencias dentro, así que al volver, la cantidad de cosas en el armario nos ha dado mareos. Pero tiene los días contados, vamos a darle el tratamiento completo Marie Kondo.

  • Conformidad, una palabra en la práctica. Nos encanta el aceite de oliva virgen extra, el jamón ibérico, el buen vino y el café fuerte. Pero en algunos lugares estas cosas son simplemente inexistentes o caras hasta decir basta, así que una vez que superamos el problema del aceite de oliva, encontramos alternativas para cocinar y aprendimos deliciosas recetas nuevas que ahora forman parte de nuestra vida culinaria. Estar conforme no es solo aceptar lo que no se puede cambiar, sino aprender a disfrutar de la alternativa.

Union Coffee in Moshi, Kilimanjaro.  A good coffee can be a rare luxury.

Union Coffee in Moshi, Kilimanjaro.
A good coffee can be a rare luxury.

  • Hemos aprendido a saborear las cosas pequeñas. Ponte un presupuesto ajustadito para un viaje largo y luego piérdete por las yungas bolivianas, y ya verás como aprecias, como si fuera el último, cada bocadito de esa barrita de chocolate de lujo que te compraste diez días antes.

  • El mundo nos ha recordado constantemente lo extremadamente privilegiados que somos. Hemos tenido una buena educación, nunca hemos tenido hambre, hemos crecido en un entorno de posibilidades y vivimos en una sociedad donde hay opciones... Nos corresponde ahora a nosotros devolverle con creces a este mundo que, por pura lotería, nos ha dado tanto.

  • Cada experiencia cuenta: lo bueno, lo malo, lo aburrido, lo estresante, lo emocionante... Esto es la clave de la resiliencia y, aunque es un proceso de aprendizaje continuo, nos sentimos mucho más cómodos con este universo caprichoso e impermanente.

  • No importa lo lejos que viajes, tus sueños, recuerdos, problemas, preocupaciones y temores viajarán contigo.

  • ¡Nos encantan las gallinas! Y los gatos.

Este ha sido un año inolvidable, hemos visto lugares asombrosos, hemos conocido a bellísimas personas y nos hemos maravillado ante la riqueza y diversidad del planeta, pero sobre todo, lo que realmente queda en nuestros corazones y en la memoria son las amistades que hemos hecho, especialmente las de nuestros anfitriones de los proyectos. Esto va para vosotros: Habéis hecho de nuestro viaje la experiencia increíble e inspiradora que esperábamos. Nos habéis abierto vuestros hogares y vuestros corazones y por ello os estamos eternamente agradecidos, por vuestra generosidad, candor y alegría, por compartir vuestros conocimientos y vuestros sueños con nosotros, y por inspirarnos a perseguir los nuestros. Nos comprometemos a honrar vuestra confianza, amistad y enseñanzas, con la esperanza de que algún día nos volvamos a encontrar, ¡tal vez incluso en nuestro propio proyecto!


ÚNETE A LA VIDA KENSHO


Apúntate a nuestra newsletter para recibir nuestras últimas meditaciones guiadas, noticias y artículos.
 
Kensho LifeComentario