Desea el bien a los demás (de verdad).

 
001-Desea-el-bien-a-los-demas.jpg

DE QUÉ HABLAMOS

Cuando deseas algo bueno a alguien y, en lugar de decirlo mecánicamente, lo dices de corazón, varias zonas de tu cerebro se activan especialmente la corteza prefrontal, asociada con el comportamiento social entre otras cosas, y cuyo uso positivo está directamente relacionado con un mayor bienestar y con una reducción en la sensación ansiedad.

Así, durante esta semana, cada vez que le vayas a desear a alguien Feliz Año Nuevo, o que pase una buena tarde, o que le aproveche la comida, haz una pausa antes de decirlo o escribirlo, y concéntrate en tu intención de verdadera y honestamente desear lo que dices. No solo te sentirás bien de inmediato, sino que además irás formando los componentes básicos para un cerebro feliz y resiliente a largo plazo.

Brownie-Points-Badge.png

EXTRA BROWNIE POINTS

Envía tus deseos a alguien que no te guste demasiado. ¡El simple hecho de crear esa intención te va a sacudir las vías neuronales!

Te deseamos (¡de verdad!) que tengas una gran semana con esta práctica, y acuérdate de compartir cualquier comentario, pensamiento o pregunta que tengas.

¡Hasta la semana que viene!


ÚNETE A LA VIDA KENSHO


Apúntate a nuestra newsletter para recibir nuestras últimas meditaciones guiadas, noticias y artículos.
 
Kensho LifeComentario