Cuida cómo hablas.

 

“Al meditar, observa tu mente. En el mundo, observa tus palabras”.
– Dicho Budista

Cuida-como-hablas.jpg

DE QUÉ HABLAMOS

Los seres humanos tenemos esta capacidad sorprendentemente sofisticada que es la comunicación verbal y tenemos la capacidad de elegir cómo queremos usarla. Además, la forma en que usamos nuestras palabras tiene un impacto inmediato en los demás: Importa lo que decimos (y muchas veces lo que no) y cómo lo decimos. Desafortunadamente hoy en día los cotilleos, las mentiras y el discurso agresivo están por todas partes, especialmente en el mundo virtual, así que es muy importante que tomemos responsabilidad sobre lo que decimos y publicamos, y que tratemos de traer amabilidad y comprensión a las conversaciones.

Estas son algunas formas comunes de usar el habla que no ayudan:

  • Discurso agresivo: todos hemos dicho cosas que desearíamos no haber hecho, las palabras pueden dañar a otros por la vida y romper relaciones.

  • Mentiras: no se trata solo de no decir la verdad, sino también de exagerarla, oscurecerla u omitirla.

  • Cotilleos: nos referimos a esas conversaciones maliciosas, como hablar de otros cuando no están presentes de una manera irrespetuosa. No ayuda a nadie y nos empequeñece como personas infundiendo ira, arrogancia y emociones negativas.

Si alguna vez te das cuenta que vas a hablar de alguna de estas maneras, prueba a hacerte estas preguntas antes de bombardear el mundo con tu cháchara destructiva:

  • ¿Es verdad?

  • ¿Ayuda?

  • ¿Es amable?

  • ¿Es el momento adecuado?

  • ¿Qué me hace decir lo que digo? (¿Estoy hablando por ira, resentimiento, miedo, frustración... o con amor, cariño y compasión?)

¿POR QUÉ ES BUENO?

  • Hablar prestando atención a lo que se dice y con una buena intención mejorará tus relaciones personales y laborales.

  • Tus niveles de estrés y tus pensamientos negativos se reducirán, sintiéndote más en paz contigo mismo.

  • La falsedad no solo no ayuda a los demás, sino que también puede ser agotador porque tienes que acordarte de todo lo que has dicho. Hablar sinceramente te hace la vida mucho más fácil y además te da una total sensación de liberación.

ALGUNAS IDEAS

Aquí hay algunas situaciones en las que puedes practicar cuidar cómo te comunicas:

  • Tu compañero de trabajo comenta lo mal que viste el jefe.

  • Discutes con su pareja sobre por qué es importante bajar la tapa del inodoro.

  • Al responder a los comentarios de otras personas en las redes sociales, foros, etc.

  • Cuando te quejas porque tu café de la mañana no está tan caliente, rico, dulce o con ese toque de canela de todos los días, a pesar de que es el mismo camarero, la misma máquina y casi la misma hora del día en que puntualmente lo has pedido... De verdad ¿a dónde vamos a parar?

Brownie-Points-Badge.png

EXTRA BROWNIE POINTS

Combina cuidar cómo hablas con la escucha profunda. ¡Boom!

¡Que tengas una genial semana hablando con sabiduría!

Ayúdanos a repartir felicidad compartiendo estos boosters:

Web: https://kensho.life/weekly-happiness-booster-esp

¡Hasta la semana que viene!


ÚNETE A LA VIDA KENSHO


Apúntate a nuestra newsletter para recibir nuestras últimas meditaciones guiadas, noticias y artículos.
 
Kensho LifeComentario