06. El Efecto de la Época Más Maravillosa del Año

Por si no tuviéramos suficiente con todas las preparaciones de nuestro inminente viaje de un año alrededor del mundo, con los planes, las vacunas y la burocracia de los ministerios públicos, además hemos estado lidiando con las navidades, época conocida por haber conseguido por sí sola destrozar familias enteras y relaciones de toda la vida. Esa debe ser la razón por la que no la celebran los monjes iluminados, que sabiamente se quedan en el pico de un monte mirando al infinito. Retamos a esos maestros de la meditación a vivir unas navidades aquí, rodeados de espumillón, matasuegras y villancicos. Su luz mística podría apagarse en un instante.

sylwia-bartyzel-112721.jpg

Para nosotros es extraño como el concepto de la Navidad ha evolucionado: de la ilusión y creencias mágicas y religiosas que teníamos cuando éramos niños, a esta celebración forzada que es a la vez tan familiar y tan extraña, de la que todo el mundo se queja mientras nos cubrimos de mensajes de paz universal, amor y fraternidad y que, sofocada por los anuncios de grandes corporaciones y la locura de las compras en masa, acaba reduciéndose a algo sin ningún significado, excepto quizá para Coca-Cola. No recordamos ningún pasaje de la Biblia en que Jesucristo hable de salir desaforados a comprar o engullir como si se fuera a pasar de moda, ¡y eso que fuimos 15 años a colegios católicos! Así que nos cuesta horrores mantenernos calmados, felices y presentes cuando vemos tantas razones para mandar todo al infierno y largarnos al Himalaya con esos monjes tan felices.

Sin embargo, incluso para los que nos atrevemos a levantar ese reluciente velo hipócrita de la Navidad moderna ¡no todo es tinieblas y pesadumbre! Porque la otra parte de las navidades es el Año Nuevo. Aquí se puede encontrar un verdadero sentido de esperanza renovada que nos dice que las cosas pueden mejorar, y esto lo debemos recibir con los brazos abiertos. Pero ¿cómo conseguir que esta vez, esta nueva retahíla de intenciones (generalmente liderada por una dieta feroz) es significativa y posible y que no se nos olvidan en Febrero? Narcóticos Anónimos (y no Einsten como muchos creen) lo dijo bien claro: Locura es hacer lo mismo una y otra vez pero esperando distintos resultados.

Este año no. No para nosotros. Tenemos un método nuevo. Para empezar estamos haciendo cambios a lo largo del año y mira por donde, ¡funciona tan bien o incluso mejor! Al fin y al cabo cada día es un año nuevo ¿no? Y segundo, no estamos fijándonos resoluciones sólidas y con objetivos, sino intenciones amplias y flexibles. De esta manera podemos mantener la mente abierta a cómo van evolucionando las cosas, por lo que adaptarnos y hacer cambios es mucho más liviano y menos rígido que tener que conseguir algo específico. La vida fluye mientras tanto, los planes cambian y nosotros cambiamos con ellos. Y está bien ser flexible.

Como ya empezamos nuestras intenciones del nuevo año allá por abril, nos gustaría compartir aquí el aspecto que tienen en este momento, por si aún estuvieras buscando ideas. Tenemos la intención de:

  • Vivir más el momento, estar más presentes y ser menos inconscientes al reaccionar sobre lo que nos ocurre,
  • Cuidar más de nuestro cuerpo y mente,
  • Aprender cosas nuevas,
  • Entender y estar abiertos a gente y culturas nuevas, y a aprender de ellas,
  • Compartir nuestras experiencias y conocimientos,
  • Ser más compasivos y comprensivos,
  • Disfrutar más de la naturaleza y, finalmente,
  • Ser más agradecidos.

Como podéis ver, no tenemos ni calendarios ni objetivos específicos, lo cual es algo que no habíamos intentado antes. Una de las cosas positivas es que sin un reloj mirándote con ojos críticos ni números específicos es mucho más difícil identificar cuando fallas, y es más fácil sentirse bien con uno mismo. Y así quizás, consigamos si no la iluminación al menos un pequeño resplandor interno. Bueno, eso si conseguimos sobrevivir las fiestas…

¡Feliz 2018!

En nuestra sección de Ideas y Consejos podéis encontrar algunas sugerencias para las intenciones del año nuevo, haz click aquí.